Amour

Dirección: Michael Haneke

País: Austria

Año: 2012

Duración: 127′

Género: Drama

Interpretación: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, William Shimell, Ramón Agirre, Rita Blanco, Alexandre Tharaud, Laurent Capelluto, Carole Franck, Dinara Droukarova

Guión: Michael Haneke

Sinopsis: Crudo retrato de la vejez y de la muerte. Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva encarnan a una pareja de octogenarios, que viven en París ya retirados del mundo de la música. Isabelle Huppert interpreta a la hija de ambos. El amor de la pareja se verá puesto a prueba cuando ella sufra una grave parálisis.

Opinión: Cuando aquellos que estamos acostumbrados al cine de Michael Haneke nos enteramos de que su nueva película se llama “Amor” (Amour), podemos pensar dos cosas: O bien que se dio un golpe en la cabeza, o bien que aquí hay gato encerrado. Pues bien, en efecto hay gato encerrado, pero no del todo. Todos sabemos como se las trae Haneke con el espectador. Le encanta verlo sufrir, incomodarse, pasarlo mal, en ocasiones por mero entretenimiento (no sabemos si suyo o del propio espectador) como ocurre en “Funny Games” por ejemplo, y en otros porque así debe de ser para que nos paremos a pensar un momento, durante y después de su casi completa filmografía. Por supuesto esta película no va a ser menos, pero no trata sólo de pasarlo mal, de hecho, trata como muy bien dice el título de un tema tan típico como el amor, pero contado de una manera no muy habitual. Con sus habituales planos fijos y largos en ciertas ocasiones, con un ritmo pausado, (pero no desde un punto de vista negativo, si no por la manera de contarnos esta historia), Haneke poco a poco nos deja algo muy claro. Que tiene algo más que mala leche y que no sólo quiere que suframos, nos incomodemos y pensemos, si no que nos deja ver su lado más tierno, aunque por supuesto a su manera. Mientras evoluciona la película, evolucionan las sensaciones que nos produce verla. Ternura, incomodidad, angustia, miedo, pena… Con una gran interpretación por parte de sus dos protagonistas, (aunque sobretodo de Riva), “Amour” avanza hasta un final que ya conocemos, ya que así comienza la película, pero lo importante no es como acaban o empiezan las cosas, si no lo que ocurre y las sensaciones que nos produce durante la misma, y lo que nos hace pensar una vez acaba la película. Sin duda alguna “Amour” es una película que no dejará indiferente a nadie, cada uno, como el propio amor, la vivirá y reaccionará de una manera diferente, pero lo que está claro es que estamos ante una película de amor de verdad, realista, cruda y terrorífica por momentos. Sin duda alguna una de las mejores (si no la mejor) de Haneke, una de las mejores películas sobre este tema tratado a veces de forma tan vanal, y una de las grandes del año recién finalizado y que aquí se estrena entrado ya 2013 (aunque si en los cines a los que vais no la echan en V.O. recomiendo que la veais de este modo). Por cierto, algunos incluso ya la consideran una obra maestra. Bueno, yo no les voy a llevar la contraria.

Dirección: Nicolas Winding Refn

País: EEUU

Año: 2011

Duración: 100′

Género: Thriller/Acción/Drama

Interpretación: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Ron Perlman, Christina Hendricks, Bryan Cranston, Oscar Isaac, Albert Brooks, Tina Huang, Joe Pingue, Christian Cage, James Biberi

Guión: Hossein Amini (Novela: James Sallis)

Sinopsis: Driver (Ryan Gosling) es un conductor especialista de cine por el día y un conductor para fugas por la noche.  Shannon (Bryan Cranston), mentor y jefe de Driver, desde que se dio cuenta de su talento conduciendo, le busca directores de cine y televisión para sus películas o criminales que necesiten al mejor conductor para sus fugas, llevándose comisión en ambos casos. Pero el mundo de Driver cambia el día que conoce a Irene (Carey Mulligan).

Opinión: El cine negro es un género en decadencia. Y no me refiero al cine negro más clásico, del que en ocasiones se hacen adaptaciones aceptables y otras no tanto, sino al cine negro moderno, más sucio, más visceral y oscuro si cabe, con protagonistas poco habladores pero que sólo con mirarlos sabemos que tendría mucho que decir, sin necesidad de una voz en off.

Pero “Drive”, como pasa muchas veces, es de esas excepciones que confirma la regla. Con un inicio en el que poco a poco nos presenta a este casi inmutable personaje conocido como “Driver” (Ryan Gosling) y su entorno, sobretodo su mentor y jefe (Bryan Cranston, el gran Walter White en “Breaking Bad”), vemos como una persona que se dedica a ser especialista de coches en el cine y por las noches transportar a gente para motivos de dudosa legalidad, es una persona con una vida vacía, solitaria y amargada. Todo esto hasta que conoce a una vecina y su hijo (cuyo padre está en prisión en ese momento), y a pesar de su forma de ser tan impasible, el protagonista tiene un motivo adicional en su vida para no sentirse tan vacío. Es en este momento en el que debido a las circustancias (evitaremos spoilers diciendo sólo circunstancias), Driver ve alterada su rutina y la película poco a poco va aumentando la tensión, la intensidad y la atención del espectador hasta llegar a un gran final con momentos de gran dirección (desde las cámaras lentas, los planos acertados en muchos momentos tanto de acción como de drama), rociados con una banda sonora peculiar pero sorprendentemente buena, momentos emotivos y momentos dignos de los mejores thrillers.

Estamos sin ninguna duda ante una de las joyas del año, una gran sorpresa y una de esas películas que de antemano podemos decir que será una de esas películas que probablemente no se coma nada en los grande premios del cine, pero que en el fondo eso no nos importa y podemos decir que es de lo mejor del año, y de los últimos años en su género.

Dirección: Thomas Alfredson

País: Reino Unido

Año: 2011

Duración: 127′

Género: Thriller

Interpretación: Gary Oldman, Colin Firth, Tom Hardy, Mark Strong, Benedict Cumberbatch, Toby Jones, John Hurt, Simon McBurney, David Dencik, Stephen Graham, Ciarán Hinds, Svetlana Khodchenkova, Kathy Burke, Roger Lloyd-Pack, Stuart Graham, Christian McKay, Arthur Nightingale, Konstantin Khabenskiy, Philip Martin Brown

Guión: Bridget O’Connor, Peter Straughan (Novela: John le Carré)

Sinopsis: Años 70, en plena guerra fría. El fracaso de una misión especial en Hungría provoca un cambio en la cúpula de los servicios secretos británicos. Uno de los defenestrados es el agente George Smiley. Sin embargo, cuando ya se había hecho a la idea de retirarse, le encargan una misión especial. Se sospecha que hay un “topo” infiltrado en la cúpula del Servicio y sólo alguien de fuera puede averiguar quién es. Con la ayuda de otros agentes jubilados, Smiley irá recabando información y encajando las piezas para intentar descubrir al traidor.

Opinión: John Le Carré es uno de los grandes escritores de novela relacionada con el espionaje. Motivos y experiencia tiene pues trabajó para el MI5 y el MI6 y escribe novelas bajo este pseudónimo (su auténtico nombre es David John Moore Cornwell).  Algunas de sus grandes obras fueron adaptadas al cine (“El Espía que surgió del frío”, “La Casa Rusia”, “El Sastre de Panamá” o “El Jardinero Fiel”). Con este currículum a sus espaldas tenemos esta adaptación de una de sus novelas más conocidas: “Tinker, Tailor, Soldier, Spy” (ya adaptada en su día por la BBC), conocida en España como “El Topo”, y que es la primera parte de una saga llamada “La Trilogía de Karla” (Parece confirmada la adaptación de sus secuelas al cine). Después de presentar un poco al autor del libro podemos nombrar a su director, Thomas Alfredson, del que ya hablé en su día de su magnífica película “Déjame Entrar” y que le sirvió sin duda para ganarse la confianza suficiente para dirigir esta gran adaptación y dirigir a un grupo de grandes actores como Gary Oldman, Colin Firth, John Hurt, Tom Hardy o Mark Strong, entre los muchos que forman este gran puzzle que es “El Topo” (muchos actores secundarios que no nombré ahora os sonarán de papeles menores en otras películas y sobretodo del cine y series de TV inglesas).

La película está basada en los años setenta, en plena guerra fría, muy bien situada estéticamente, desde la fotografía de la misma hasta todas las localizaciones y características decoraciones de la época y situación histórica. Con un comienzo lento pero interesante (el disparo tras ser descubierto a un espía británico en Budapest), la película obliga en todo momento al espectador a mantenerse atento a todos los detalles, tanto o más como el propio Smiley (Gary Oldman), que tras ser jubilado con antelación por el catastrófico incidente en Budapest y con la ayuda de otros ex compañeros retirados intentará descubrir a un supuesto topo en la cúpula del “Circo”.

A modo de flashbacks, interrogatorios, nuevos personajes, o sucesos con los actores secundarios, tanto sospechosos como no tanto, Smiley y su gente van montando un puzzle que mantiene atento al espectador hasta un desenlace final muy bien llevado, con una más que aceptable banda sonora de fondo de Alberto Iglesias. Una película que recuerda a aquellas películas de espías casi anticomerciales y de las que ya no se ven en la actualidad, con una atmósfera vacía y solitaria, como la vida de sus personajes.

Sin haber leido el libro y por tanto desconocer el nivel de la película como adaptación, recomiendo a todo fan del cine de espías ver esta película, advirtiendo que hay que poner mucha atención en todo momento para no perderse ninguna pista o detalle (la película deja en muchas ocasiones que sea el espectador el que capte perfectamente los sucesos y no lo da masticado, se nota que no es una película americana), pero no por ello deja de ser una buena película, todo lo contrario.

Dirección: Roman Polanski

País: Francia

Año: 2011

Duración: 79′

Género: Comedia negra

Interpretación: Kate Winslet, Christoph Waltz, Jodie Foster, John C. Reilly.

Guión: Roman Polanski, Yasmina Reza (Basada en la obra de teatro de Yasmina Reza)

Sinopsis: Adaptación de la obra teatral de Yasmina Reza.  Rodada en Europa, pero la historia se desarrolla en Nueva York. Los protagonistas son dos matrimonios que se reúnen para hablar de la reciente pelea que han tenido sus hijos en un parque. Pero el encuentro se complicará hasta irse de sus manos.

Opinión: Creo que no es necesario descubrir ahora a Roman Polanski. A pesar de sus altibajos, sobretodo en los últimos 30 años con películas de menor nivel algunas de ellas, es uno de los grandes directores todavía vivos en el cine europeo. Esta película así lo demuestra. Sin duda una película muy complicada desde el punto de vista de la dirección. Con sólo cuatro personajes (los cuatro actores están sublimes), Polanski nos adentra durante 80′, en el piso de un matrimonio (Jodie Foster y John C. Reilly) que debate junto a otro matrimonio (Jodie Foster y Christoph Waltz) sobre una pelea que han tenido sus hijos en el parque (escena que riega los créditos de la película) y en la que parece salir peor parado el hijo de Jodie Foster y John C. Reilly.

Poco a poco y a lo largo de los 80′, la tensión va creciendo y unido a ciertas situaciones que en ocasiones rozan el surrealismo y a su vez la realidad, que es lo más irónico de la película, la película va aumentando su humor negro y su motivo. Recordando a películas como El Ángel Exterminador o La Comunidad, e incluso a películas muy teatrales como La Soga, podemos sentirnos como si estuviéramos en ese piso de Nueva York junto a estos cuatro personajes viviendo esta divertida y curiosa comedia muy bien dirigida debido a la dificultad de tener cuatro actores encerrados en cuatro paredes durante 80′ y que aún así da ganas de más. Los personajes, cada uno con sus características y en el que es cuestión de gustos decidir quién es más interesante, son muy bien interpretados por cada uno de los actores.

A pesar de no haber podido ver la obra teatral, sí que se puede decir que es una de las grandes películas del año, una grata sorpresa, muy entretenida, divertida, pero a la vez una película de las que da que hablar y reflexionar después de verla. Altamente recomendable para todos los públicos.


Dirección: Edgar Wright

País: EEUU, Reino Unido, Canadá

Año: 2010

Duración: 112′

Género: Acción/Aventuras/Comedia/Fantasía/Cómic

Interpretación: Michael Cera, Mary Elizabeth Winstead, Abigail Chu, Chris Evans, Anna Kendrick, Thomas Jane, Brandon Routh, Mae Whitman, Jason Schwartzman, Brie Larson, Kieran Culkin, Johnny Simmons, Aubrey Plaza, Mark Webber, Ellen Wong, Satya Bhabha, Alinson Pill

Guión: Edgar Wright, Michael Bacall (Novela gráfica: Bryan Lee O’Malley)

Sinopsis: Scott Pilgrim (Michael Cera) es un joven que conoce a la mujer de sus sueños, Ramona V. Flowers (Mary Elizabeth Winstead). Pero para conquistarla, deberá primero luchar y vencer a sus siete malvadas ex-parejas para poderse ganar su corazón. Lo cual será complicado, pues tienen poderes especiales.

Opinión: En una época sobresaturada de títulos basados en novelas gráficas, en contadas ocasiones tenemos aciertos dentro de este subgénero tan de moda. Este año fue primero “Kick-Ass”, y acabando ya el año (debido al lamentable retraso y mala distribución en España) nos encontramos con lo nuevo de Edgar Wright (“Shaun of the Dead”, “Hot Fuzz”).

Basada en la homónima novela gráfica creada por el canadiense Bryan Lee O’Malley, y al igual que esta, la película no pretende tomarse en serio en ningún momento. Plagada de sentido del humor, sobretodo mucho humor absurdo, una estética pop muy lograda, momentos hiperexagerados emulando en ocasiones a videojuegos de antaño de 8 y 16 bits, con la música como otra de las bases de la película y la cultura que quiere reflejar, y con flashbacks imitando a algunas de las viñetas de los cómics, se nos presenta una historia atrevida a la par que plagada de clichés, pero narrada de una forma completamente diferente, politicamente incorrecta y llena de contenido que encantará a los espectadores más “freaks”, pero que igualmente gustará a todo aquel que quiera ver algo diferente dentro del cine más palomitero y entretenido que se puede ver en estos momentos.

Una gran dirección por parte de Edgar Wright, que demuestra una gran habilidad para las escenas más lisérgicas y frenéticas  película tras película, un buen guión plagado de humor, incluyendo a los personajes, aparte de un gran despliegue  técnico, tanto el visual como el sonoro, incluyendo la música generada por los grupos ficticios de la película y que acompaña constantemente la trama.

Sin duda una de las grandes adaptaciones del mundo del cómic que se puede ver, así como una de las mejores comedias absurdas, freaks y post-adolescentes que nos podemos encontrar.

En resumen, puro entretenimiento y con un gran ritmo a lo largo de toda la película. Eso sí, el que pretenda ver “El Padrino IV” o Blade Runner II, mejor que se quede en su casa.

Carátula

Ficha IMDB

Dirección: Pete Docter,  Bob Peterson

País: EEUU

Año: 2009

Duración: 96′

Género: Animación/Aventuras/Comedia/Drama

Interpretación: Animación.

Guión: Bob Peterson

Sinopsis: “Up” cuenta la historia de un vendedor de globos de 78 años, Carl Fredricksen, quien finamente consigue llevar a cabo el sueño de su vida al enganchar miles de globos a su casa y salir volando rumbo a América del Sur. Pero descubre demasiado tarde que la mayor de sus pesadillas se ha embarcado también en el viaje: un explorador de la jungla llamado Russell, que tiene 8 años y un optimismo a prueba de bombas.

Opinión: Después de una gran película como “Wall-E”, y anteriormente la doblemente oscarizada “Los Increibles”, además de otras joyas, Pixar nos vuelve a sorprender con “Up”. Posiblemente se trate de la mejor película de estos estudios. Gracias a su argumento, que llega a recordar a la gran “Una Historia Verdadera” de David Lynch, o incluso “Gran Torino” en ciertos aspectos, una historia sencilla pero con su toque dramático y humano que nos lleva mediante la magia de la animación a poder ver como nuestro protagonista intenta cumplir su aventura, con el particular sentido del humor y curiosos personajes “Made in Pixar”, y sin dejar de lado su toque humano a pesar de que no dejen de ser personajes creados por ordenador que en ocasiones emiten más sentimientos que actores reales. Tiene buenos momentos en cuanto a comedia, otros en cuanto a ese toque de aventura que tiene la historia, y otros sobretodo entrañables gracias a los dos protagonistas (y también las “mascotas” con las que se encuentran de camino). Una de las grandes de lo que va de año, Pixar lo ha vuelto a conseguir, hacer de una película de animación una de las mejores películas del año, para todos los públicos pero no por ello exenta de contenido de gran nivel. Nuevamente como ocurre con Wall-E, cortometraje titulado “Parcialmente Nublado”, repleto de gags muy al estilo de los cortos de Pixar. ¿Monopolio de Pixar en el campo de la animación? Puede que así sea otro año, y si siguen haciendo títulos como este no me preocuparía demasiado, ojalá fuera así en el campo de la imagen real con otros estudios.

Carátula

Ficha IMDB

Dirección: Tomas Alfredson

País: Suecia

Año: 2008

Duración: 114′

Género: Drama/Terror

Interpretación: Kåre Hedebrant,  Lina Leandersson,  Per Ragnar,  Henrik Dahl,  Karin Bergquist,  Peter Carlberg.

Guión: John Ajvide Lindqvist

Sinopsis: Oskar, un joven tímido de 12 años, aterrorizado por unos matones, se hace amigo de Eli, una misteriosa vecina, cuya llegada coincide con una serie de misteriosas muertes. A pesar de que el joven piensa que ella es un vampiro, intenta que su amistad esté por encima de su miedo.

Opinión: Estrenamos el apartado de “Tienes que verla” con una más que grata sorpresa. Se trata de “Låt den rätte komma in”, o como horriblemente se traduce en España: “Déjame entrar” (un título más acertado hubiera sido “Deja entrar al correcto”). Una película sueca de vampiros algo peculiar. Curiosamente hace un par de años se estrenó otra película sueca de vampiros que tuvo buena crítica: “Frostbiten”, que tiraba más a una curiosa comedia gore, esta otra no tiene absolutamente nada que ver. En esta ocasión estamos ante una película que trata sobre una historia de amor imposible entre un niño de 12 años, y una niña de eternamente otros 12, la cual es una vampira,  y como tal sólo puede salir por la noche y necesita alimentarse de sangre. Con un argumento así de simple pero a su vez así de complicado, se nos presenta esta película en la que aunque desde el principio sepamos de que va el tema, mantiene cierta intriga y nos impacta tanto visual como emocionalmente. Con una muy buena dirección, una increible interpretación por parte de los 2 niños, sobretodo la vampira, una impresionante fotografía, y una acertada y sencilla banda sonora, “Déjame Entrar” nos narra de gran forma todos los hechos hasta su gran final sin perder el interés en ningún momento. Estamos ante una de esas joyas que ha ganado muchos premios en diversos festivales menores, con una gran aceptación por parte de crítica y público, pero que de momento no se ha estrenado en España. Ha sido una gran sorpresa descubrirla y además disfrutar en alta definición de su gran fotografía en la que la nieve, la noche y sus casi minimalistas lugares cerrados, llenan la pantalla. No sé por tanto como será el doblaje, pero viendo ya el título aquí, os recomiendo verla en versión original si teneis ocasión, aunque cuando la estrenen, no está de más ir al cine a verla, hay que apoyar estas pequeñas joyas de autor que se nos aparecen por el camino para purgarnos un poco de las palomitas rancias hollywoodienses de las que por desgracia nos saturamos habitualmente.